Menu
Reto 28x5

Reto 28x5

Reto 28x5 

Los propietarios de esta vivienda eran conscientes de que este proyecto era un reto para cualquier estudio. La planta tiene 28 metros de longitud y una fachada principal de 5 metros. En su interior hay, además, dos estrechamientos longitudinales ocasionados por dos patios interiores, con lo que se disminuye la crujía a menos de 4 metros.

Con estas características debíamos sorprenderles con una solución que hiciera que su casa fuera “otra”, literalmente. 

Lo primero que hicimos fue eliminar los tabiques que fragmentaban la planta en una sucesión de celdas comunicadas por un oscuro y largo pasillo. El segundo paso fue redistribuir las funciones. Trasladamos la cocina desde el fondo de la vivienda al principio de la misma. De esta forma, las zonas de día y noche quedan claramente diferenciadas.

Nuestra obsesión era encontrar la forma de “acortar” la longitud de la vivienda. Una serie de cajas forradas de diferentes materiales, que generan planos distintos y se iluminan cada una de una forma especial, nos ayudan a conseguir esta sensación. La cocina abierta elimina literalmente gran parte del pasillo y potencia la diferenciación de estas cajas, consiguiendo además una amplitud de la misma que permite una distribución cómoda del mobiliario.

La primera caja es la lavandería, que queda integrada en el volumen negro que incluye los armarios vinculados al hall. Se forra con una celosía metálica retroiluminada, que repite la geometría grabada en la celosía que separa el hall de la zona del comedor.  

La segunda y cuarta “cajas” son los volúmenes del baño de cortesía y los armarios de la habitación principal, en blanco.

En la tercera caja, entre las dos anteriores, generamos un paso forrado en roble, como si fuera un hueco abierto en ella. El techo se ilumina con una lámpara completa de lona tensada generando un efecto de tragaluz.

Os invitamos a ver cada uno de los detalles del mobiliario a medida, que son muchos, a través del reportaje fotográfico que acompaña a este texto. 

Como siempre, esperamos que os sorprenda el resultado.

 

El punto de partida del proyecto es muy interesante, ya que nos permite aunar el salón con esta habitación, de forma que automáticamente la luz natural de todas las ventanas baña la vivienda entera.

 

Los baños se mantienen donde están, desplazando ligeramente uno de ellos, adaptando su forma y distribución a las nuevas necesidades e integrando el otro a la habitación principal.

 

Desaparece el tradicional pasillo, ganando esos metros cuadrados al salón.

 

El volumen del baño de cortesía marca un hito importante en la vivienda. Se realiza un cambio de color en la pared que se convierte a su vez en el pavimento continuo de la zona destinada a comedor.

En él se recogen unas puertas correderas, libres entre sí, que permiten el cierre total o parcial del espacio destinado a las visitas y permite hacerlo en diferentes posiciones. Además, el cierre superior del volumen se realiza mediante una tira de vidrio a hueso, lo que permite el paso limpio de la luz natural.

 

Se diseña también un mueble destinado a almacenamiento que contiene dos camas plegables integradas, de forma que el uso habitual de esta estancia es el de una zona de lectura junto a la ventana.

 

Os dejamos unas fotografías, como siempre, que expresarán mejor lo que acabamos de contaros.

Información adicional